Monitorización Fetal

Esta prueba, que se puede utilizar durante el parto o con anterioridad para comprobar el estado del feto, consiste en determinar la frecuencia cardíaca fetal y la presencia o no de las contracciones que quedan registrados en papel.

Generalmente, el feto sigue un patrón muy similar en todos los casos de embarazo y presenta problemas de frecuencia cardíaca cuando existe una falta de oxígeno.

monitorización fetal

A partir de la semana 40 del embarazo, y en pacientes de riesgo, suele realizarse esta prueba para comprobar y controlar el bienestar fetal.

Te interesa leer:  Las ecografías en el embarazo

Deja un comentario